Shoreditch, Cannes y coaching en vena

17 May

Recién llegada de Londres, esa trendland que siempre me deja con ganas de más, repaso los estilismos de la ceremonia de apertura de Cannes y después de ver el espectacular modelazo de Freida Pinto, miró hacia el techo de la ofi, cojo aire y pienso “Tu día está al caer”.

Luego, me río, me acabó el culito de café y sigo respondiendo mails en bucle, pero ese momentazo de sueños infinitos no me lo quita nadie. Y mirad que tampoco le haría un feo a fantasear con esa delicia vaporosa en tono mint de Diane Kruger, pero soy una chica sencilla y con el corsé de ensueño, la falda con detalle peplum de Freida ligeramente acortada, una perfecto de cuero negra y unos botines me veo genial tomándome un buen martini en uno de los pubs de rollo loft industrial de Shoreditch. A eso añadidle música ideal de fondo, gente arty con mucho que compartir y un millón de ideas para empezar nuevos proyectos:)

Y es que en Londres, la gente tiene un rollo especial. Hay gente que viste como en una portada de W y otra que se reboza en la horterada más infernal, pero nadie o casi nadie pasa desapercibido. Desde parejitas que serían, sin duda, perfectos para cualquier shooting de modernos a vendedores de puestos de Brick Lane que te sirven un crêpe con un look tan rematadamente cool que te obliga a recontar los pounds veinte veces hasta pagar y artistas que hacen cosas tan chulas como estos collages de Peggy Wolf, no sé…y eso por no hablar de las posibilidades de shopping que si tienes tiempo y la visa bien saneada son infinitas.

Pero, porque como en toda buena historia tiene que haber un pero, tienen un tiempo de mil demonios. Frío y lluvia para hartarte. Y sí, ponerte tus wellies y tu trench un día tiene ese encanto a lo campaña de Burberry, pero cada día…no, eso es un fail en toda regla. Por eso, aunque nosotros no tengamos esa cantidad de inputs trendy que te hacen estar en modo esponja todo el día, yo me quedo con nuestro solete, nuestra playita y esa comida sana y rica que tenemos. Porque su “eating is cheating” que entonan a partir de las cinco de la tarde cuando empieza su “happy hour” con corbata tiene muy poco de ese placer de sentarse a la mesa en una terraza y tomarse una cenita rica mediterránea con su chorrito de aceite de oliva. Conclusión: maleta y punto, lo mejor de los dos mundos a un tiro de vuelo low cost.

Y como estoy de un contento considerable post-viaje, ayer hasta cociné una berenjena a la parmesana de cumpleXD (y con eso os lo digo todo), os comparto tres secretillos  más asequibles que “un refresh con maleta” por si este día gris os estaba intentando hacer la puñeta: las tips de Robin Sharma (que para eso inspiró a Pep Guardiola), la niña más cañera del mundo y ese chute de choco que nunca falla:)

Y me quedan las dos preguntas que llevo medio post deseando haceros: ¿Qué ciudad es vuestra imprescindible para poneros las pilas a tope? y ¿Cuál es vuestro secreto para invocar las buenas vibraciones?

8 comentarios to “Shoreditch, Cannes y coaching en vena”

  1. Raquel Alonso mayo 17, 2012 a 2:15 pm #

    Me ha encantado tu post! Mi relación con Londres se limita hasta ahora al intercambio compraventa on-line: de ahí vienen muchos de mis “hierros” de segunda mano… Aquí no hay manera de encontrarlos. Luego, mi ciudad de ensueño, emmm. Bueno, no me queda más remedio que “barrer” para casa: el sitio donde me cargo las pilas es mi ciudad de nacimiento, León y, en concreto, en las imprescindibles cervecerías que tiene. Pero si pensara en una ciudad para mí, sería Siena. O cualquier pueblo de la Toscana. Yo es que soy más de campo…😉

    • la niña del moño mayo 17, 2012 a 2:27 pm #

      León lo tengo pendiente, pero la Toscana también me vuelve loca:) A mí el tema campestre con detalles rústicos, comida sencilla y super fresca y naturaleza en estado puro también me encanta. De hecho lo he dicho siempre que yo estaría feliz con mi rancho de vacaciones, escribiendo cuentos y haciendo los recados a caballoXD En cuanto a Londres, porque me controlé pero había una de preciosidades antiguas para restaurar que no te cuento. Tiene tantos mercados de todo que si te gusta callejear se te olvidan hasta los pies y claro luego llegas al hotel al borde de la muerteXD En un ratito, me paso a visitarte y a ver tus novedades que ya te he añadido al blogroll! un besote!

  2. lecomplot mayo 17, 2012 a 3:22 pm #

    Qué bien escrito está este post. Es oír la palabra viaje y se me llevan los diablos, qué envidia. Creo que, como destino, ahora mismo cualquiera me vale con tal de desconectar, aunque Londres está un poco ‘off limits’ para mí ahora mismo. Si me paro a pensar, tengo mono de Lisboa, ahora que llega el buen tiempo; esas colinas revienta-rodillas de Alfama y un vinho verde mirando al mar… Por soñar que no quede, tú lo sabes bien.
    x
    Inés

    • la niña del moño mayo 17, 2012 a 3:42 pm #

      Te entiendo perfectamente Inés, yo he ido porque fue un regalo de mi chico pero tampoco voy muy sobradita, eso sí que bien sienta desenchufarse de vez en cuando:S En Lisboa estuve hace poco y es una maravilla, además teníamos unos amigos allí y nos mimaron un montón:) Creo que en Sintra y en la playa del Guincho me enamoré totalmente…Sí, por soñar que no falte! un besote grande!

      • Inés mayo 17, 2012 a 3:56 pm #

        Viajar y que te reciban amigos es la mejor forma de hacerlo. Marca la diferencia entre sentirte turista o no. Odio sentirme turista…
        un beso

      • la niña del moño mayo 17, 2012 a 4:09 pm #

        Sí la verdad es que se nota…a mí me encanta ver sus casas, el bar donde desayunan, el restaurante del barrio, donde toman las copas, las tiendas secretas…Claro, y luego cuando te visitan ellos tú los mismas igual:) Besote!

  3. mandarinux mayo 17, 2012 a 8:57 pm #

    Hola Niña!:

    Que post más bien escrito… ¡y que envidias, dando vueltas por el mundo! como Miguel es portugués he de decir que su país me tira bastante (ya sabes, hay motivos obvios…🙂 me gusta mucho Lisboa en su estilo clásico y un tanto romántico y las Azores con su naturaleza salvaje. Pero creo que donde más desconecto es en el campo. simplemente. En una casa de aldea, de apampada, de ruta… siempre que hacemos ese tipo de salidas en cuando más recargo pilas.
    Respecto a mi sortilegio para invocar el bueno rollo es: ya ves tia, haces lo que te gusta y todo lo que te rodea es amor y buen rollo. Como es verdad, me ayuda en los momentos de bajón.

    Un abrazo!

    • la niña del moño mayo 18, 2012 a 8:33 am #

      Jijiji que suerte de chicos internacionales, tu Miguel de Portugal y mi Michele de RomaXD así que ya tenemos dos países con buena guía asegurada:) Y además por lo que leo a todas nos gusta el campo que te mueres…estaremos en el camino de vuelta a una felicidad + sencilla y campestre?! un besote a los dos y animalillos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: