Echándole cuento: Un sabio de barrio

4 Abr

Miércoles y aunque muchos ya están de vacaciones, nosotros no renunciamos a nuestro cuento semanal. Y además hoy no es una historia cualquiera porque puedo deciros con muchísima ilusión que tenemos colaboración de lujo.  Nuestro sabio de barrio viene con una ilustración nada más ni nada menos que de Genie Espinosa, una ilustradora infantil que hace verdaderas maravillas. Si no la conocéis aún, ni lo penséis y visitad ya mismo su blog! Seguro que os encanta! Gracias guapísima por compartirte hoy con nosotros:)

Un sabio de barrio

Hacía un ruido incómodo al comer y tenía una interminable colección de corbatas de poliéster. Olía a humo y a menudo llevaba la americana manchada de café. No era un tipo agradable a la vista ni al olfato. Arrastraba los zapatos y tenía, como diría mi abuela, voz de pito.

Eso sí, era educado y tenía una mirada, que, aunque a veces me parecía una extraña fusión anfibio-ebria, escondía algo de dulzura. Cada mañana, pedía lo mismo: un solo, un bocadillo de jamón dulce y unas olivas.

Así era el Sr. Juan Contado o así le veía yo, hasta que un día, de pronto, entró distinto en el bar y me dijo si le podía poner lo de siempre para llevar. Me sorprendió porque iba en camiseta, pantalón de chándal y deportivas. En todos los años que yo llevaba sirviendo en “El Cafetín” nunca le había visto así. Pensé en la corbata lila ultra brillante de los sábados y me alegré de que le hubiera dado vacaciones.

-Tiene buena cara, hoy-le dije contenta

-Es que estoy contento-respondió

Creo que por primera vez le vi sonreír con todos los dientes.

-¿Y eso? ¿No será cosa del amor? Mire que la primavera no perdona.

-Pues, sí algo de eso hay. Ahí junto a la puerta me espera el amor que me ha cambiado la vida.

Levanté las cejas, me asomé curiosa y no encontré a nadie.

-¿Perdone?

Soltó una carcajada y me estiró del delantal hacia abajo. Y ahí estaba, un perrito feo con los ojos saltones y la cabeza desproporcionada para su pequeño cuerpo alargado.

-Te presento a Maximiliano-me dijo con el orgullo de un padre en el primer partido de fútbol de su hijo.

Me agaché y el animalito se me enredó entre los tobillos y comenzó a lamerme las piernas.

-Es muy cariñoso, aún tengo mucho que enseñarle, pero se ve que es un buen perro-se apresuró a contarme el Sr. Juan.

-¿Y esta incorporación?-le interrogué con la mirada.

Estaba invadida por una extraña sensación de felicidad que no sé muy bien como explicarles.

Me rozó levemente la mano, atravesó mis cristales empachados de dioptrías y me susurró:

-Al final, ¿de qué sirve todo si no puedes compartirlo? Y en aquel momento el Sr. Juan me pareció un hombre nuevo, un sabio de barrio, un corazón muy grande con un envoltorio llamado a las equivocaciones.

Le entregué la bolsa con su desayuno habitual y los vi marcharse, felices como una pareja de enamorados, por el camino del parque.

******************************************************************************************************

Bueno, ¿qué os ha parecido? Preparé el cuento para agradecer el trabajo de todos aquellos que luchan contra el maltrato animal, pero no pudo estar a tiempo para su día. Igualmente, como creo que su día es cualquiera, así como el de aquellos que buscan hogar a mascotas que no han tenido demasiada suerte, hoy va por ellos.

Y a vosotros, ¿quién os alegra el día enredándose entre vuestros tobillos? Compartámonos, que tenemos mucho que aprender de nuestros animales:)

10 comentarios to “Echándole cuento: Un sabio de barrio”

  1. Ester abril 4, 2012 a 11:24 am #

    Me ha encantado, sin palabras!
    Felicidades🙂

    • la niña del moño abril 4, 2012 a 11:26 am #

      Gracias, me encanta que te guste porque lo hemos preparado con mucho cariño! Un besote guapísima!

  2. Borja abril 4, 2012 a 11:38 am #

    Grande!

    • la niña del moño abril 4, 2012 a 11:46 am #

      Gracias, la verdad es que me hace muchísima ilusión cuando le ponéis carita a mis cuentos! Super-contenta!!

  3. Vanessa abril 4, 2012 a 11:49 am #

    Que chulo Babi, me ha emocionado!

  4. mandarinux abril 4, 2012 a 5:45 pm #

    Mukia! acabamos de descubrir tu blog! gracias por tu comentario sobre los “erizos-galleta”ja,ja!. Nosotros también vivimos con dos compañeros de otra especie: dos gatuelos la mar de majos, Frida y Totó (callejeros y gamberros,ja,ja).
    Es cierto lo que dices, aprendes mucho conviviendo con ellos. Esperamos que sea por mucho tiempo.
    Felices vacaciones!!!
    🙂

    • la niña del moño abril 5, 2012 a 8:29 am #

      Jaja seguro que con todas esas manualidades preciosas que hacéis son dos gatuelos de lo más felices!un besote para todos y a disfrutar de las vacaciones:) Nos leemos!

  5. Cristina Nice Party abril 9, 2012 a 5:44 pm #

    Muchas gracias! me alegro de que te guste! Gracias por tu felicitación!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: