Confesiones de una WCholic

3 Feb

Hace mucho alguien me explicó que cuando se agobiaba durante el día (no daré nombres para no comprometerXD), se iba al lavabo y se quedaba allí unos minutos reflexionando. Ni pis ni nada, sólo un break renovador para seguir plantando cara al día. Reconozco que en su momento lo primero que pensé fue ¡qué freak! pero nunca digas de este agua no beberé … porque era tan sólo cuestión de tiempo para que me llegara el momento. Y ya está aquí, hoy #yoconfieso que ya soy oficialmente una WCholic.

Y estaba esta tarde en uno de esos momentos entre baldosines crema en la ofi (mi particular piti de no fumadora) cuando me he puesto a pensar en miles de cosas inconexas, pero especialmente en una. El martes, me estaba tragando Tú sí que vales mientras realizaba mis tareas marujiles cuando salió un señor mayor entrañable (Afrodisio nada más y nada menos). La verdad es que su número, un baile típico celta, no me había llamado la atención especialmente, pero en cuanto empezó a explicar de dónde venía el baile, su significado y el porqué de su visita al programa se me metió en el bolsillo. A mí, a toda la audiencia y hasta a Risto, que aunque es durillo siempre demuestra una sensibilidad especial con las buenas historias.

Y ahí está la clave, en la historia, en ese branding personal que bien construido nos hace únicos. Porque la historia es lo que realmente nos engancha y nos hace empatizar con gente con la que seguramente nunca habríamos cruzado ni media palabra por la calle.

Y es que después de tanta celeb, duques corruptos y demás manguis del panorama nacional, qué puede haber mejor que una historia de carne y hueso de alguien que mantiene su ilusión intacta. ¿Hay algo más recomfortante que una buena dosis de humanidad? Y de eso, a pensar que cada día nos cruzamos en el metro, en el trabajo y hasta en el ascensor de casa con miles de historias increíbles y que nunca tenemos tiempo para sentarnos a disfrutarlas.

Ahí lo dejo porque creo que esta reflexión de WChólica no caerá en saco roto y porque algo me ronda respecto al tema pero aún no lo tengo del todo claro.

Y ahora que ya he compartido mi momento baldosín, ¿alguien tiene algo que decir? ¿Algún WCholic en la sala?🙂

4 comentarios to “Confesiones de una WCholic”

  1. boladepajaenmediodeldesierto febrero 3, 2012 a 10:19 am #

    si yo te contara la de veces que me he sentado en el wc de la ofi (con la tapa bajada claro) para alejarme de los malos rollos… es una gran vía de escape!! sería mejor chillar y patalear pero algo es algo.
    así que también miras tú si que vales?? ya me siento mejor jajaja.

  2. designuno febrero 3, 2012 a 10:37 am #

    WC is the new Terrace!❤ the post!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: