Echándole cuento: El dragón de Casa Chica

25 Ene

Es miércoles y toca cuento. Hoy la historia es mi forma de desearos muy Feliz Año del Dragón, un año que como sabéis empezó hace dos días y es el favorito de la cultura china.  Y la dedicatoria va para mi hermana porque además de ser de los últimos dragones de su año siempre esta ahí para querernos a todos incondicionalmente. A ver si os gusta:)

El dragón de Casa Chica

Los dragones no siempre crecen en familias fuertes. A veces, muy al contrario, buscan su lugar donde más se les necesita.

Luisa llego a Casa Chica en un invierno de tostadas sin mantequilla. No había por aquel entonces mucho para asomarse a la mesa pero sí un gran ejercito de caras largas. Hacía unos meses el patrón de Casa Chica había fallecido y desde aquel momento sus hijos habían perdido la fuerza para continuar adelante con el engranaje diario. Luisa había oído toda la historia en el colmado del pueblo y ahora que estaba sola había decidido ofrecer sus servicios de cocinera a la familia a cambio de alojamiento. Los tres hermanos que andaban más tristes que una manada de perros flacos no habían tenido ánimo siquiera para oponerse a aquella extraña petición.

-Si la cosa sigue así no sé que vamos a hacer-comentó Juan, el mayor
-Pues, ya te lo digo yo. Nos tocará malvenderlo todo- añadió Antón con el ceño fruncido
-¡De eso nada! Encontraremos una solución tarde o temprano y ¡zas! la granja volverá a prender como la pólvora-intentaba animar Luis

Pero la gran idea que les volviera a ilusionar no llegaba y los tres hermanos perdían las ganas con cada nuevo amanecer. Ya no madrugaban como antes para remover la tierra ni acercaban a las vacas a los pastos más frescos. Habían dejado de visitar a los clientes que les quedaban y más de un día olvidaban retirar los huevos del corral. Todo parecía secarse en Casa Chica, todo, hasta la esperanza.

Entonces, Luisa  que llevaba ya tiempo observando entre pucheros decidió que era hora de arremangarse el delantal. Tendría setenta años, pero aún le quedaba empeño para coger unas botas del armario e hincar los pies en el huerto en busca de una nueva oportunidad.

Aquella noche, con los chicos ya sentados en torno a la mesa, Luisa destapó la gran tortilla. Era redonda y dorada y emanaba un aroma que hacía sonreír hasta a las pestañas. Los tres hermanos comieron hasta saciarse, casi sin hablar entre ellos y rebañaron hasta la última patata con los dedos. Hacia mucho que no disfrutaban tanto con nada y todos experimentaron la misma sensación. Al acabar, Juan lanzó un suspiro al aire y sonrió.

-Mañana, tendremos que madrugar chicos. Habrá que trabajar muy duro.

Los tres hermanos se miraron entre sí. Casa Chica volvía a estar viva. Y pensar que sólo necesitaba un poco de amor pasado por huevo.

                                                                                                                                                                    *********************************

Esta vez no tengo ilustración para el post pero si alguien se anima me daría una gran alegría. En su lugar, os dejo estas foto ideal de Nico, que aunque es tigre, felicita de maravilla el año  con su gorro dragón adquirido este verano en Frisco.

Ahhh y  por cierto este año se espera baby boom en China, ya que se considera el signo del dragón como el más afortunado de todo el zodiaco. Así que si estáis pensando en encargar o ya a punto de recibir, ¡felices dragonettes a todos!

Una respuesta to “Echándole cuento: El dragón de Casa Chica”

  1. ¡Que no te enreden! febrero 1, 2012 a 11:56 pm #

    Es una historia perfecta! hay algo en tu blog q engancha… yo lo stoy!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: