Primer paso de la reinvención: el Dreambook

11 jul

Cada vez la opción furgo en busca de nuevos horizontes se perfila en mi cabeza más real. En realidad, quedarse aquí, tal y como está el patio, es lo que me parece más surrealista.

Hace dos días reunida con mis amigos Fighters (somos un grupito de community managers que nos conocimos en un curso y que seguimos luchando con mucho humor contra trolls y herramientas vía mail y reuniones esporádicas) me sorprendió que la inquietud por “reinventarse” es algo que le hierve a casi todos por dentro. Normal, todo el día conectado te da para que la cabeza te vuele por un millón de historias, proyectos y sitios increíbles y claro cuando te reúnes pues las ideas compartidas como que parece que se multiplican y lo que suena a locura pilla hasta fuerza.

En unos años, el mundo se dividirá en “Españoles en el mundo” y “callejeros españoles” soltó @luisfernandez que siempre sale con unas frases geniales. Y es que es verdad a mí los martes después de tragarme “Españoles en el mundo” me dan unas ganas de viajar que no salto por la terraza con pijama y maleta pero poco me falta. Pero sí, es cierto en “Españoles felices” nunca, o al menos yo no lo he visto, sale gente a la que le va mal. “Claro, que tampoco vas a llamar para que te entrevisten para llorar” bromeábamos entre cañas. Bueno, que el último episodio de Noruega y la calidad de vida que tienen allí me dio bastante envidia, aunque soy consciente de que con ese frío me querría matar al minuto dos.

La cuestión es que como dice mi chico “ya está bien de soñar, ¿no? Un poco de acción vendría bien”. Así que como tampoco puede uno liarse la manta a la cabeza a lo loco sin un proyecto bien cerrado, hemos empezado a estudiar bien la nave, a tapar rendijas, a optimizar mecanismos y a visualizarlo todo al máximo para que cuando llegue el momento “preciso” (porque ya no creo en los “momentos perfectos”) decir ¡Ahora! Y lanzarnos sin mirar atrás. Por ahora ese estudio de ingeniería avanzada de sueños es lo que yo llamo muy cursimente “un dreambook” que es una libreta ideal del Muji donde apuntar cada detalle, inspiración o idea para perfilar cada noche el gran salto.

Por qué si no lo hacemos ahora, ¿cuándo? ¿Y vosotros tenéis ya esa libreta mágica que os lleve muy lejos?

Y para activar esa inspiración, un empujoncito. Dentro vídeo de un lugar maravilloso donde alejarse de mucho y acercarse a mucho otro: S’horabaixa. No soy de escalar pero con ese paisaje y esa bso de Olivemoon me trepo lo que haga faltaXD

The place for climbers in Mallorca – S’Horabaixa from Aleix Vilardebo on Vimeo.

About these ads

5 comentarios to “Primer paso de la reinvención: el Dreambook”

  1. Inés julio 11, 2012 at 4:06 pm #

    Buf… cualquier día… ¡Cualquier día!
    Estoy igual, siempre con la mosca detrás de la oreja. Igual sólo necesito un empujón; o coraje.
    Mientras me decido, yo también sueño con cómo será.
    Lo de la libreta me parece bonito.

    x

    • la niña del moño julio 11, 2012 at 4:45 pm #

      Hombre un Dreambook con tus collages, eso sería literalmente la leche!! Yo no me lo pensaba Inés, en serio. Seguro que después de visualizarlo con toda la ilusión el coraje cuesta un pelín menos! un besote!

  2. mandarinux julio 12, 2012 at 8:48 am #

    Hola Niña!:

    Me parece muy interesante el tema que tratas. Últimamente es este mismo asunto el que aparece en mis conversaciones con los demás: qué hacer, cómo cambiar, por donde empezar. Al final he llegado a la conclusión de que es una señal positiva: significa que existe toda una generación de personas que no puede (y al parecer ya no quiere) vivir según el status quo impuesto. Que se están barajando opciones reales. Muchos de nosotros no nos planteamos dónde ir para conseguir dinero y montarnos el chiringuito (es decir: casa, dinero, niños…) sino cómo hacerlo para, directamente, empezar otro modo de vida.
    La mayoría venimos de clase media- media alta. Nuestra infancia fue cómoda y satisfactoria pero ahora sabemos que nosotros no viviremos en esa franja social, ni posiblemente nuestros hijos. Se avecinan cambios drásticos que afectarán a medio plazo nuestros derechos y obligaciones. Viviremos en un entorno de capitalismo feroz, sin lugar para la realización personal. Sin lugar para muchas cosas que consideramos importantes.
    Puede que haya personas que piensen que no es para tanto… pero creo que el hecho de plantearse (con cierta urgencia) otros caminos es bastante significativo. Aun nos queda mucho por aprender (inteligencia emocional, gestión de proyectos, convivencia, resolución de conflictos, visión plural y no individual…) y muchos errores por el camino.
    Por eso no hay tiempo que perder.
    Así que… nosotros también estamos trabajando el ello.
    :)

    Un abrazo Niña, feliz día!

    • la niña del moño julio 16, 2012 at 9:32 am #

      Sí parece que somos unos cuantos los que estamos dispuestos a saltar de la rueda! como tú dices trabajar cada día un poquito en ello es el mejor pasaporte, so keep on!! Un besote grande a los “!

  3. Jimena julio 12, 2012 at 7:04 pm #

    ¡Ahora!
    Ahora ahora ahora!

    Genial

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: